miércoles, 29 de enero de 2014

Cupcakes de zanahoria y piña










“Vegetables are a must on a diet. I suggest carrot cake, zucchini bread, and pumpkin pie.”
"Las verduras son imprescindibles en una dieta. Yo sugiero la tarta de zanahoria, el pan de calabacín y pastel de calabaza"
Garfield Eats His Heart Out by Jim Davis


Aunque resulte extraño usar zanahorias para hacer un postre, esta hortaliza se ha usado en pasteles y dulces desde la Edad Media, época en la que los endulzantes eran escasos y caros, mientras que la zanahoria, que contiene más azúcar que cualquier otra verdura a excepción de la remolacha azucarera, era mucho más fácil de encontrar, por lo que se usaba para elaborar dulces y postres.*

Las zanahorias de color naranja que comemos hoy en día, provienen de la variedad morada domesticada en el Asia Central, posiblemente en la actual Afganistán, durante el siglo X. No adquirieron su característico color hasta el siglo XV o XVI. Cuando la Casa de Orange-Nassau, en los Países Bajos, popularizó la variedad naranja, hoy denominada occidental,  como emblema y símbolo de la lucha por la independencia holandesa. 

Zanahorias de diferentes tipos y colores
Todos hemos escuchado alguna vez, el mito de que la zanahoria es buena para la visión. Fueron los griegos quienes comenzaron esta creencia. Y después, durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno Británico ayudo a asentarla como creencia popular, al afirmar que los pilotos británicos comían grandes cantidades de zanahorias para mejorar la visión nocturna. No hace falta ser un genio para haber advertido ya que la hortaliza no posee poderes mágicos y que la razón de las proezas de los pilotos, era otra. La zanahoria resultaba ser uno de los pocos alimentos que no escaseaban durante los años de racionamiento de la guerra. Y la visión nocturna por zanahorias resulto ser tan falsa como el hierro en las superespinacas de Popeye. Fue en esta época cuando se popularizó de nuevo el pastel de zanahoria en el Reino Unido. Y posteriormente en Estados Unidos y Europa donde la receta se fue perfeccionando hasta convertirse en el delicioso pastel que es, hoy en día.

En cuanto a los cupcakes, literalmente "tartas en taza", aunque suene muy moderno, no dejan de ser, más que pequeñas tartas, en formato individual, horneadas en cápsulas y frecuentemente adornada. A veces incluso hasta rayar lo Kitsch.


{RECETA DE CARROT CAKE CUPCAKES}

INGREDIENTES (Para 12 cupcakes)
  • 140 g de harina
  • 1 cucharadita (tsp) de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita (tsp) de canela
  • 1 cucharadita (tsp) de extracto de vainilla
  • 2 huevos
  • 115 g de azúcar
  • 120 ml aceite de oliva suave (u otro aceite de sabor suave)
  • 150 g de zanahoria (pelada y rallada)
  • 140 g de piña en su jugo (picada y escurrida)
  • 5 nueces (peladas y troceadas)
Para el frosting
  • 225 gr de queso crema (frío)
  • 75 gr mantequilla (10 minutos fuera de la nevera)
  • 100 gr de azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla 

PREPARACIÓN

1. Precalienta el horno a 160º.

2.Tamiza la harina con la canela y el bicarbonato de sodio. Resérvalo.



3. Pela y ralla la zanahoria.

4. Trocea la piña muy bien y escurre el exceso de líquido.


5. En otro recipiente, bate los huevos con el azúcar y el aceite 3-4 minutos a velocidad alta.



6. Incorpora la harina poco a poco y con la velocidad más baja de la batidora.


7. Con ayuda de una espátula,  incorpora la piña y la zanahoria rallada. Es importante hacerlo con cuidado para que el aire que contiene la masa no se escape. Hazlo con suaves movimientos envolventes. Cuando esté bien distribuidos añade  las nueces.


8. Rellena los papelitos para cupcakes hasta 3/4 de su capacidad.




9. Hornea 20-22 minutos o hasta que adquieran un tono dorado o hasta que al insertar un palillo éste salga limpio.

10. Tras sacarlos, deja que reposen 5 minutos en la bandeja de horno y después colócalos sobre una rejilla.



11. Para el frosting de queso. Bate la mantequilla con las varillas e incorpora poco a poco el azúcar glas.


12. Cuando la mezcla esté homogénea añade el queso crema y la vainilla y bate lo justo hasta incorporalo todo. (Hay que tener cuidado y no batir en exceso pues podría tornarse demasiado líquido)

14. Mete el frosting en la nevera un rato para que se asiente bien y se endurezca un poco. Decora los cupcakes con ayuda de una manga pastelera.

Fuentes: Wikipedia pastel de zanahoria., Joy Of BakingObjetivo Cupcake