jueves, 23 de enero de 2014

Butterbeer o cerveza de mantequilla de las tres escobas




Llega un día en el que dejas de esperar la carta de Hogwarts. Un día en el que aceptas que jamás atravesarás la pared de ladrillo de la plataforma 9 3/4, ni montarás en el expreso rojo, ni le comprarás una varita al señor Ollivander en el callejón Diagon, ni conocerás sombrero alguno que hable, ni darás jamás una clase de encantamientos, ni volarás en escoba... Todo eso lo aceptas, como aceptas el frío en invierno. Eres un simple muggle y lo sabes y el mundo gira. 
Pero no eres un muggle cualquiera, eres un muggle friki. Y un buen día descubres internet, el lugar más parecido a Hogwarts de la tierra, y en él, la esperanza y su color oro pálido. No has olvidado lo que bebían aquellos magos que alguna vez creíste ser. No has olvidado el bullicio de la taberna de las tres escobas, propiedad de la guapa señora Rosmerta, famosa por su cerveza de mantequilla. Y ahora sabes como hacerla o al menos puedes intentarlo. Descubres que la cerveza de mantequilla es en realidad un bebida clásica de origen muggle. La receta más antigua se remonta al año 1588 y fue publicada en el libro "The good Huswifes Handmaide for the Kitchin". Encuentras la receta original en esta pagina web. La lees con cierta dificultad porque está en inglés antiguo:

"Original Tudor Buttered Beere Recipe From 1588
From, ‘The Good Huswifes Handmaide for the Kitchin’, published 1588

To make Buttered Beere

Take three pintes of Beere, put five yolkes of Egges to it, straine them together, and set it in a pewter pot to the fyre, and put to it halfe a pound of Sugar, one penniworth of Nutmegs beaten, one penniworth of Cloves beaten, and a halfepenniworth of Ginger beaten, and when it is all in, take another pewter pot and brewe them together, and set it to the fire againe, and when it is readie to boyle, take it from the fire, and put a dish of sweet butter into it, and brewe them together out of one pot into an other."
No es la única receta que encuentras, hay infinidad de ellas. Las hay clásicas 15881594, más modernas 1664, y muchas más que otros ya se han encargado de recopilar

Decides empezar por los clásicos, tienes todo tu tiempo de muggle para probar las demás:


{CERVEZA DE MANTEQUILLA ESTILO TUDOR} (Receta adaptada de Dr. Gateau y Recipewise)

INGREDIENTES
  • 568 ml de cerveza de cerveza ‘ale’ o Inglesa. 
  • 1/8 tsp de jengibre molido
  • 1/4 tsp de clavo molido
  • 1/4 tsp de nuez moscada molida
  • 40 gr de azúcar moreno natural 
  • 2 yemas de huevo
  • 25 gr de mantequilla sin sal en dados.
Para la versión adaptada con leche fría
  • Cerveza de mantequilla refrigerada.
  • Misma cantidad de leche fría.

PREPARACIÓN

1. Batimos las yemas junto con el azúcar en un bol hasta conseguir una  mezcla suave y cremosa. Reservamos.

2.Vertemos la cerveza en un cazo. Agregamos el jengibre, el clavo y la nuez moscada y removemos. Calentamos a fuego lento.

3. Cuando la cerveza especiada este un poco caliente añadimos la mezcla de azúcar y yema sin dejar de remover. 


4. Lo mantenemos al fuego, removiendo constantemente, hasta que el liquido comience a espesar ligeramente, lo que nos llevará tan solo unos minutos. Es importante no dejar que hierva. Debe humear pero no borbotar porque si la mezcla se calienta demasiado los huevos se cocinaran y nuestra cerveza parecerá cuajada y se nos puede quemar el azúcar en el fondo antes de disolverse. Si disponemos de termómetro de cocina intentaremos mantener la mezcla entre 65-70°C.


5. Una vez haya espesado retiramos del fuego y añadimos la mantequilla. Mezclamos hasta que se derrita completamente con la cerveza.

6. Espumamos con un batidor de mano hasta conseguir una espuma que recuerda vagamente a la de la cerveza.

7. Servimos mientras está caliente o bien lo dejamos enfriar completamente y la metemos en la nevera durante unas horas o toda la noche. 

8.Una vez fría rompemos los grumos que puedan haberse formado utilizando para ello una batidora o varilla.

9.Añadimos la misma cantidad de leche fría que de cerveza (proporción 1:1). 

10. Batimos hasta espumar por última vez y servimos. 



OBSERVACIONES:

1. Utiliza una cerveza con sabor suave a ser posible. En la época de los Tudor, la cerveza no contenía
lúpulo, por ello lo ideal sería probablemente utilizar una baja en lúpulo.
"El año 1516, el duque Guillermo IV de Baviera redactó la primera ley que fijaba qué se entendía por cerveza. Esta ley de pureza (Reinheitsgebot) establecía que solamente podía utilizarse agua, malta de cebada y lúpulo para elaborar la cerveza. En cambio, en Inglaterra, Enrique VIII prohibió el uso del lúpulo, ante la presión del gremio de cerveceros; prohibición que levantó su hijo Eduardo VI, y que continuó por algún tiempo más en Escocia. Los cerveceros ingleses tardaron mucho en aceptar el uso del lúpulo. En su momento se llamó «ale» a la cerveza sin lúpulo y «beer» a la cerveza con lúpulo. Todavía hoy, para designar los vinos de malta sin lúpulo más que de «barley wine», que simplemente puede designar una cerveza de alta graduación, se habla de «gruit ale»." (Wikipedia)
2.  Para la versión no alcohólica puedes sustituir la cerveza por ginger ale o cerveza de jengibre. Si lo haces puede que sea mejor que elimines el jengibre molido.
3. La cantidad y proporción de las especias se puede adaptar al gusto.
4. La cantidad de azúcar puede alterarse dependiendo de cómo de dulce queramos nuestra cerveza. La receta original Tudor, lleva el doble de azúcar.


{CERVEZA DE MANTEQUILLA de HESTON BLUMENTHAL}





{3 VERSIONES MODERNAS}