viernes, 3 de octubre de 2014

Tortitas de puerro con crema agria de limón de Smitten Kitchen





Me gustan las ofertas, me gusta comprar algo y que den otra cosa gratis, aunque no me haga falta y sea mentira, me sienta bien igual. Me gusta el concepto gratis. Las mejores cosas son gratis. El oxigeno por ejemplo, me gusta bastante y es gratis. Mirar el mar, los besos, la risa. Todo eso esta muy bien, hace falta. Y mientras escribo esto recuerdo la sabiduría de aquel poema de Wislawa Szymborska:


"La vida en la tierra sale bastante barata.
Por los sueños, por ejemplo, no se paga ni un céntimo.
Por las ilusiones, sólo cuando se pierden.
Por poseer un cuerpo, se paga con el cuerpo.

Y por si eso fuera poco,
giras sin billete en un carrusel de planetas,
y junto a éste, de gorra, en un torbellino de galaxias,
en unos tiempos tan vertiginosos
que nada aquí en la Tierra llega ni siquiera a moverse.

Porque mira bien:
la mesa está donde estaba,
en la mesa una carta, colocada como estaba,
a través de la ventana un soplo solamente de aire,
y en las paredes ninguna terrorífica fisura
por la que el viento se te lleve a ninguna parte."

Wislawa Szymborska, Aquí.

Me gusta Szymborska. Me gustan las palabras sencillas que hablan de cosas grandes. Me gusta el otoño y me gustan los puerros. Me gustan más aún cuando están en oferta. Y aún me gustan más cuando están cocinados, en porrusalda, en vichyssoise, en pastel y también en tortita. También me gusta Deb Perelman. Una mujer que sabe lo que hace en la cocina y sabe trasmitir que lo sabe con humor y grandes dosis de sencillez. Sigo todos los platos que prepara en su minúscula cocina neoyorkina y muchas veces incluso me animo a hacerlos. Tengo su libro "The Smitten Kitchen Cookbook" y de allí he sacado esta fantástica receta de tortitas de puerro con salsa de limón perfecta para aprovechar el cargamento de puerros que compré gracias a una oferta.

He compartido otras tortitas de verdura, como las de zanahoria y las de calabacín, pero éstas son mis favoritas. El delicado sabor dulce del puerro, con su olor a cebolla con modales refinados y el toque de la salsa de limón algo más salvaje las hacen irrestibles. 

Espero que las probéis y que os gusten tanto como a mi.





{RECETA DE TORTITAS DE PUERRO}

INGREDIENTES
  • 750-800 gr de puerro*
  • 1 cebolleta grande finamente picadas
  • Harina 30 gr (1/4 cup)
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita (tsp) de levadura
  • 1/2 cucharadita de sal 
  • Una pizca de cayena molida (opcional)
  • Pimienta
  • Aceite
Para la crema de limón
  • 1/2 taza (cup) de sour cream**
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • Ralladura de limón
  • Una pizca de sal
  • 1 diente de ajo pequeño finamente picado
  • Un poco de perejil fresco picado (opcional)



ELABORACIÓN

1. Limpia y corta finamente la cebolleta y el puerro (parte blanca y verde pálida). Y mezcla los ingredientes secos.

2. Llena una cazuela con abundante agua con sal y lleva a ebullición. Cuando rompa el hervor echa el puerro picado y cuece unos 3-4 minutos, hasta que se haya ablandado pero no demasiado.



3. Escurre el puerro con un colador o gasa hasta sacar el máximo agua posible.


4. Echa el puerro en un bol y añade la cebolleta y la mezcla de ingredientes secos.



5. Bate el huevo échalo en la mezcla de puerro. Remueve bien.



6. Precalienta el horno a 120ºC

7. Calienta una sartén con 2-3 cucharadas de aceite a fuego medio, cuando este caliente coloca sobre ella pequeñas bolas de masa y aplanalas, ligeramente, con ayuda de una pala. Fríe hasta que las tortitas estén doradas por los dos lados, unos 3 minutos por cada lado. (Es posible que sea necesario ir ajustando el fuego para que las tortitas no se hagan ni demasiado rápido ni demasiado despacio)


8. Coloca las tortitas sobre papel absorvente una vez estén echas y después metelas en el horno para que se conserven crujientes y calientes y se terminen de hacer por dentro. (10 minutos es suficiente)


9. Mientras las tortitas están en el horno prepara la crema de limón. Para ello mezcla todos los ingredientes y sazona al gusto con sal.

10. Sirve calientes (o frías) acompañadas de la crema agria de limón. (Combinan muy bien también con huevo.)

NOTAS

*905 gr en la receta original. Deb perelman asegura que 905 gr de puerro equivalen a 3 puerros muy grandes pero deben ser puerros  neoyorkinos porque ni 5 grandes de aqui consiguer llegar a pesar 905 gr.

**No suele ser fácil encontrar sour cream en los supermercados por lo que yo suelo hacer la salsa o bien con creme fraiche, o con yogur (mejor griego) y un poco de queso de huntar.

1. La parte verde oscura del puerro que se debe descartar para hacer esta receta sirve para hacer caldo. Yo suelo guardarla en la nevera si tengo previsto hacer caldo pronto o en el congelador si no es así.



FUENTES

1. The Smitten Kitchen Cookbook.