miércoles, 28 de enero de 2015

Pollo frito trampa o fingers de pollo crujientes al horno






Habremos llegado a marte, pisado la luna, creado el café descafeinado y hasta conseguido descocer (verbo que aprenderán los niños del futuro en las escuelas) un huevo, pero la reacción natural de una persona sensata al escuchar que hay pollo frito para cenar sigue siendo esta:


Hay que ser vegetariano o odiar los carbohidratos, la grasa y la dulce autocompasión que se siente al amar las frituras por encima de los infartos de corazón para que no te guste el pollo frito. Hacerlo en casa es un éxito asegurado y una fiesta, de hecho, las sobras de pollo frito no existen.

Lo malo es que freír no es verbo que a ninguna dieta le guste conjugar y muchos médicos te mandan lavarte la boca después de mencionarlo. No esta de moda y además mi hermana se niega en plancha a comer nada cocinado en un baño de mágico aceite humeante. Por fortuna una tiene sus recursos y lleva tiempo trabajando la receta para el pollo frito al horno definitivo. Crujiente por fuera y tierno por dentro y con ese extra de sabor que compense la ausencia de la grasa. 


Comencé mi búsqueda cubriendo las pechugas tan solo con corn-flakes. No estuvo mal para un ensayo pero comparar aquello con el pollo frito sería una blasfemia. Después fui agregando distintos ingredientes y probando nuevas recetas que encontré aquí y allá. Aún no he terminado mis experimentos, me queda por probar, por ejemplo, el empanado de doritos, pero esta receta que comparto hoy es perfecta de verdad y cuando mi hermana lo probo se puso más contenta que WinnieThe Pooh con un tarro de miel.



El pollo es una trampa magistral y `puede que no sea todo lo saludable como podría ser pero nadie podría negar que es infinitamente más tentadora que una pechuga a la plancha y que además tiene doscientas veces menos aceite que el pollo frito clásico. Por otra parte si eres como yo y eres incapaz de usar una cosa sin manchar veinte en la cocina esta es una de esas recetas por las que darás gracias al cielo porque tiene la ventaja añadida de que apenas es necesario manchar dos platos para hacerlo.

Espero que os guste y que se la hagáis a vuestros seres más queridos, seguro que os lo agradecen.





{RECETA DE POLLO ENPANADO CRUJIENTE AL HORNO}


INGREDIENTES

  • 3-4 pechugas de pollo coratas en tiras no demasiado finas.
Para el marinado
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 1-2cucharadas de ketchup (opcional)
  • 1-2  cucharadas de mostaza suave (opcional)
  • 1 y 1/2 cucharadas de sazonador para tacos (o la combinación de especias que prefieras)
  • 2 cucharaditas de pimienta negra recién molida
  • Un chorrito de salsa Worcestershire o de soja (opcional)
  • 1/2 cup de leche (o de buttermilk)
  • 1/2 cucharada de zumo de limón
  • Sal 
Para el rebozado
  • 2 tazas de cereales tipo corn flakes, machacados
  • 1/2 a 1 taza de galletitas saladas, machacadas
  • 1/2 taza de Panko o pan rallado grueso*
  • 2-3 cucharadas de almendra molida
  • 2 cucharadas de harina integral (o harina de harina blanca)
  • 3 cucharadas de sazonar para tacos (o la combinación de especias que prefieras)
  • 1 cucharadita de pimienta negra recién molida
  • Perejil fresco picado (al gusto)
  • Aceite de oliva
Para la salsa de yogur
  • 1/2 de yogur griego natural (o Crème fraîche)
  • Un poco de perejil fresco
  • 1/4 cucharadita de eneldo seco
  • 1/4 de ajo en polvo
  • 1/4 de cebolla en polvo
  • Sal y pimienta receien molida al gusto




ELABORACIÓN

1. Mezcla la leche y el zumo y deja reposar unos 5 minutos para formar una especie de buttermilk casero (Este paso no es necesario y  no es necesario en caso de utilizar buttermilk en lugar de leche)

2. Introduce las pechugas de pollo en un bolsa ehrmetica de congelado y añade todos los ingredientes del marinado. Agita bien y deja marinar 30 hora o toda la noche.






3. Precalienta el horno a 250 ºC. Prepara el empanado. Machaca los cereales y las galletas saladas hasta formar algo semejante a un pan rallado muy grueso.



4. Mezcla los cereales, con las galletas y el resto de ingredientes. Añade un chorrito de aceite y mezcla de nuevo para hidratar toda la mezcla.


5. Separa el pollo del marinado. Descarta el marinado y empana el pollo en la mezcla de cereales, galleta y pan presionando con los dedos para que quede bien adherido a la carne.


6. Coloca las tiras de pollo sobre una bandeja de horno cubierta con papel encerado y hornea durante 20-30 minutos o hasta que el pollo esté hecho y la superficie comience a dorarse. A mitad de proceso da la vuelta al pollo.

7. Mientras está en el horno prepara la salsa de yogur. Para ello, mezcla el yogur con el resto de ingredientes y prueba para corregir la sazón. Reserva en la nevera.

8. Sirve el pollo junto a la salsa de yogur, una ensalada o con verduras.


NOTAS


*Para hacer esta receta no es recomendable utilizar el pan rallado fino. En caso de que no tengas ni quieras compra panko podrías hacerlo en casa triturando pan seco con la picadora de manera que quede en copos gruesos. 

1. No descartes añadir parmesano como ingrediente para el empanado quedará estupendo.

2. Otras salsas con las que podrías acompañar el pollo: mayonesa, guacamole, salsa picante, salsa barbacoa...


FUENTES

1. Half baked harvest, Black peper rub chicken fingers with greek yogurt ranch.