jueves, 19 de junio de 2014

Helado de plátano hipersaludable de Gwyneth Paltrow




Hasta hace muy poco pensaba que Gwyneth Paltrow solo era actriz, guapa y rica. Pero resulta que también cocina y además escribe libros sobre ello. Libros que mucha gente critica e incluso odia porque, según dicen, en ellos la actriz fomenta su trastorno de alimentación y su obsesión patológica por la comida macrobiótica e hipersaludable.

Personalmente intento odiar lo menos posible, porque lo considero una perdida tiempo, y no pienso perder un minuto de mi vida preocupandome de si Gwyneth Paltrow come bien mal o regular. Además no he leído sus libros y por tanto carezco de información suficiente para opinar al respecto.


De lo que si puedo opinar es de su helado de plátano con almendras dulces y saladas. Esta receta aparece en el libro "It´s all good" de la actriz y es casi como un milagro. La encontré mientras buscaba una receta de helado ligera en la página Henry Happened y aunque no soy vegana ni sigo dieta alguna y cuando puedo me hincho a comer gelato italiano, para mi esta es un receta digna de enmarcar por muchas y diversas razones. 

La primera es que es una excelente manera de aprovechar los plátanos maduros. La segunda, es que es el helado más fácil de hacer de la historia. La tercera, es su bajo coste económico. La cuarta, es que es también uno de los helados más saludables de la historia. Y la última, y no menos importante, es que esta muy bueno, cremoso, suave, dulce y salado en la medida justa. Y aunque a punto estuve de de no añadir sal a las almendras me alegro mucho de haberlo hecho porque contrasta y combina muy bien con el dulzor del plátano.

Al investigar sobre esta receta he descubierto el maravilloso mundo de los helados con fruta congelada. Estos helados, los más rápidos y naturales, se pueden hacer, además del plátano, con cualquier otra fruta previamente congelada, un poco de leche, yogur o similares y el endulzante de nuestra elección. Su dificultad es mínima ya que la única habilidad requerida es pulsar adecuadamente el botón de la batidora. La pega, y es la única, es que se derriten más rápidamente que los helados convencionales y deben hacerse justo en el momento en que vayamos a comerlos. Sin embargo, siempre se pueden meter en el congelador para que se endurezcan un poco y a mi me gustan incluso más tras congelarlos completamente y triturarlos de nuevo en la batidora. En canal youtube de Jamie Oliver podeis ver al concinero preparar un helado muy interesante con fresa, yogur griego y pimm´s. El lo describe como una trampa brillante, y yo estoy de acuerdo. 


El helado de Gwyneth Paltrow



{RECETA DE HELADO DE PLÁTANO HIPERSALUDABLE}

INGREDIENTES

  • 4 plátanos (o bananas) maduros, pelados y troceados
  • 1/4 cup de almendras tostadas, finamente troceadas
  • 2 tbsp más 2 tsp de jarabe de arce, dividido
  • 1/2 tsp de sal marina
  • 1/2 cup de leche de almendra sin azúcar (en mi caso, con azúcar)
  • 1 tsp de extracto de vainilla

PREPARACIÓN


1. Pela y trocea los plátanos y coloca los discos sobre una bandeja cubierta de papel de horno de uno en uno. Mete al congelador al menos 3 horas. (Pasadas las 3 horas, cuando los plátanos estén congelados, y si no los vas a usar al momento mételos en una bolsa de congelado y guárdalos en ella hasta el momento de usarlos)


2. Mezcla en un bol las almendras, 2 tsp del jarabe y la sal.


3. Tritura los plátanos congelados, la leche, la vainilla y el resto del sirope en un procesador de alimentos hasta conseguir la textura de un helado espeso y homogéneo. Procura no batir en exceso ya que el helado se podría tornar demasiado líquido. 



4. Sirve con las almendras saladas.


NOTAS

1. La leche de almendras se puede sustituir por lacteos como la leche de vaca, yogur, o queso. Yo lo he hecho con queso mascarpone y la verdad es que queda muy bien aunque deje de ser un helado hipersaludable. Aquí la foto:



2. El jarabe de arce se puede sustituir por miel, sirope de agave, melaza o cualquier otro enduzante.

3. El helado que sobre se puede volver a meter al congelador y aunque le cambiará la textura un poco al sacarlo de nuevo mantendrá con bastante dignidad su cremosidad después de reposar unos minutos fuera de el congelador. Tambien se puede cortar en trozos como cubitos de hielo y triturarlo en el procesador.

4. Añade cacao puro en polvo y obtendrás el helado de chocolate más fácil y rápido del mundo.

5. Si no te gustan los plátanos, no tienes o prefieres otra fruta sientete libre para experimentar con cualquier otra fruta congelada.