sábado, 9 de agosto de 2014

Daifukumochi con relleno de crema de queso, para principiantes





El mochi es un pastelito  de arroz extremadamente delicado típico de la repostería japonesa. Allí  se prepara tradicionalmente, en una ceremonia anual denominada mochitsuki, y es parte de las celebraciones culinarias del año nuevo, aunque hoy en día se consume durante todo el año y prácticamente en cualquier parte del globo terráqueo, incluso en mi pueblo, bueno en el de al lado.

La característica más destacable del mochi es su encantadora textura gomosa y algo pegajosa, parecida a la de una nube de gominola. Lo que lo convierte, por descontado, en una de las comidas favoritas de los niños.


Se llama daifuku ( literalmente ‘gran suerte’) o daifukumochi, al mochi con relleno dulce que suele ser, habitualmente la pasta anko (pasta de judías dulces) y cuando al relleno de anko se le suma una fresa entera se denomina, Ichigo daifuku. Otro de los rellenos dulces más habituales es el de helado, que es junto al de queso y el de chocolate, uno de mis favoritos.


Hacer mochi en casa es muy sencillo y si se hace en el microondas, además es también rápido, siempre que se haga a partir de la harina de arroz glutinoso o mochiko, porque si lo que se quiere es seguir la receta tradicional la cosa se complica bastante. 

Para hacer mochi siguiendo la tradición, se debe, poner el remojo el arroz pulido, que debe ser glutinoso, durante la noche. Hacerlo al vapor y machacarlo a mazazos de madera (kine) en un mortero (usu) entre dos o más personas durante un buen rato hasta obtener una masa suave, pegajosa y brillante. Y después moldearlo en formatos individuales. Suena laborioso y a juzgar por los siguientes videos es también bastante peligroso, tanto que en japón contratan a Ninjas para hacerlo:






Sí, resulta paradójico que un pastel tan delicado se elabore con semejante despliegue de fuerza y brutalidad. Y, si tras ver el vídeo, tu también has pensado en las oportunidades de negocio que tendría una máquina que ahorrase todo ese esfuerzo, no corras tanto, porque ya está inventada. De hecho, el mochi se puede amasar usando una máquina semejante a una panificadora si el arroz es remojado y cocido al vapor por separado.




Afortunadamente, las recetas de mochi elabordas con harina son mucho menos laboriosas. De hecho prácticamente no necesita amasado. 

Existen dos maneras de prepararlo: al vapor y en el microondas. Yo he optado por el método del microondas, ya que es lo más sencillo y rápido y he usado la receta de Taka, de la web Cocina Japonesa, que tiene un vídeo muy ilustrativo en donde explica como hacerlos.

Lo único que he cambiado de la receta de Taka es el relleno porque me decidí a hacer los mochis tras probarlos en el restaurante japonés que han abierto recientemente cerca de donde vivo, donde hacen unos rellenos de queso de escándalo que me enamoraron ya en el primer bocado. Culo veo, culo quiero. No paré hasta conseguir una receta a la altura, y éstos, lo están. De hecho, he descubierto, que son aún mejores, nada más hacerlos, mientras el relleno de queso está aún frio y el mochi ligeramente caliente... Sobran las palabras. Espero que los probéis. 



{RECETA DE MOCHIS DE QUESO CREMA}

INGREDIENTES (Para 8 mochis)

Para los mochis
  • 100gr de harnia de arroz glutinoso*
  • 60 gr de azúcar
  • 100-125 ml de agua
  • 1 pizca de sal (opcional)
  • Maizena o fécula de patata
  • Colorante (opcional)
Para el relleno de queso
  • 225 gr de queso crema (frío)
  • 75 gr mantequilla (10 minutos fuera de la nevera)
  • 100 gr de azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla 
Otros rellenos
  • Anko (pasta de judía roja)
  • Helado
  • Crema de chocolate 

PREPARACIÓN

1. Prepara el relleno con antelación. Bate la mantequilla con las varillas e incorpora poco a poco el azúcar glas.

2. Cuando la mezcla esté homogénea añade el queso crema y la vainilla y bate lo justo hasta incorpóralo todo.

3. Mete la crema en el congelador, separada en ocho partes iguales de aproximadamente una cucharada cada uno.



4. Para los mochis. Mezcla en un bol grande la harina, el azúcar y la sal.



5. Añade el agua poco a poco y removiendo con una cuchara hasta que la mezcla este homogénea. (Si quieres hacer mochis con distintos colores, añade ahora el colorante hasta obtener el tono deseado. Yo he utilizado colorante rojo en pasta)





6. Cubre el bol con plástico transparente dejando una abertura en la esquina para que salga el vapor. Mete en el microondas (600W) 2 minutos.



7. Espolvorea una superficie limpia y lisa con maizena

8. Saca el bol y remueve bien la mezcla. Habrá partes aún sin cocinar. Vuelve a meter en el microondas un minuto y medio. Mezcla de nuevo. Debe quedar una masa muy pegajosa, densa y brillante.


9. Coloca la masa sobre la superficie espolvoreada con maizena y divídela en 8 bolitas iguales (con cuidado porque estará caliente). Tapa las bolitas con plástico film para que no se sequen.



10. Aplana las bolitas, coloca el relleno, frío, en el centro y cubre estirando la masa a su alrededor. Sella la bolita dando pequeños pellizcos con los dedos. (Advertencia: no estires demasiado la masa o se romperá)




11. Sirve lo antes posible.

FUENTES: 
Wikipedia: MochiDaifuku




NOTAS

* La harina de arroz glutinoso no se puede sustituir por harina de arroz normal. Esta harina especial para hacer mochis se puede encontrar en supermercados orientales con facilidad o en internet.

1. Los mochis no se deben refrigerar ya que se endurecerían. Para hacer unos mochis que resistan la refrigeración se debe aumentar la cantidad de azúcar de la masa de manera que la proporción sea
1 parte de harina por 2 de azúcar. (50 gr.de harina de arroz glutinoso, 100 gr de azúcar, 100 ml de agua)