jueves, 7 de agosto de 2014

Espagueti all'Amatriciana de Eat Pray Love (Come, reza, ama)



"A lo mejor podría escribir sobre una mujer que se va a Italia a aprender italiano y titularlo: Carbohidratos y conjugaciones."
Come, reza, ama.

Come, reza, ama, es una película que no se debe ver con el estómago vacío, especialmente la primera parte, la italiana, pues existe la posibilidad de salivar tanto y de tal manera que termines ahogado en tu propio saliva o acabando con las existencias de tu, afortunadamente, exigua nevera.

En la película Julia Roberts, que interpreta a la escritora Elizabeth Gilbert, se hincha a comer maravillosos platos de la gastronomía Italiana, uno detrás de otro y cada cual más apetecible. Gelato, pizza, bruschetta, pasta, vino... a través de los ojos de la escritora, Italia parece, un país completamente comestible. 

Uno de los platos con mayor protagonismo, es este de espaguetis all'Amatriciana. Que a pesar de su nombre algo rimbombante, no deja de ser un sencillo plato de espaguetis picantes con tomate, guanciale y pimienta que Julia Roberts come en soledad y al son de mozart, con el mayor deseo, placer y regocijo posibles.




Un plato sencillo para cualquier ocasión, con el poder de levantar el ánimo e insuflar alegría. La preparación es muy intuitiva y simple, y yo la he adaptado de esta que encontré en el canal de youtube Yellowsaffron.
“Hay un chiste italiano buenísimo: un pobre va a la iglesia todos los días a rezar a la imagen de un santo y le dice: San lo que sea, por favor, por favor, por favor, que me toque la lotería. La imagen cobra vida y le contesta: Por favor, por favor, por favor, hijo, compra un billete. Ahora entiendo el chiste” -Come, reza, ama.
Aquí va la receta. Espero que la probéis y la disfrutéis. 




{RECETA DE ESPAGUETI ALL'AMATRICIANA}

INGREDIENTES (Para 3-4 personas)
  • 250 gr de espagueti (o bucatini)
  • Aceite de oliva
  • 100 gr de guanciale (o bacon o panceta)
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 guindilla
  • 1 lata de 780 gr de tomates pelados
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de pasta de tomate (opcional)
  • Queso pecorino o parmesano
  • Pimienta y sal al gusto
  • Albahaca en hoja




PREPARACIÓN

1. Pon a hervir una cazuela llena de abundante agua con sal 

2. Corta la panceta en tiras o dados del grosor que prefieras y fríelo en una sartén con un poco de aceite y la guindilla, o chile,  troceada (si prefieres que los espaguetis no sean muy picantes procura quitar las semillas y los extremos a la guindilla)


3. Cuando la panceta este medio hecha, sin dejar que se tueste, añade el vino.


4. Cuando el vino se haya reducido un poco saca la panceta a un plato y echa los tomates en la misma sartén añade el azúcar una pizca de sal y la pasta de tomate. Cocina unos 10 minutos.


5. Echa los espagueti en la cazuela con agua hirviendo y cocina siguiendo las recomendaciones del fabricante.


6. Una vez la salsa está lista devuelve la panceta a la sartén y añade queso al gusto y pimienta molida. Remueve.


7. Cuando los espagueti estén listos échalos directamente de la cazuela en la que los has hervido a la sartén con la salsa. Añade aproximadamente 1/4 de taza del agua de cocción de la pasta junto a los espagueti. Mezcla todo bien. Prueba y corrige la sal o pimienta si fuera necesario.


8. Sirve mientras estén calientes con queso rayado y hojas de albahaca.



NOTAS

1. Al ser un plato con pocos ingredientes y muy sencillo es importante utilizar ingredientes de calidad para obtener el mejor resultado posible.

2. "El guanciale es una chacina italiana sin ahumar preparada con careta o carrillos de cerdo. (...) El carrillo de cerdo se frota con sal, pimienta negra o pimentón y se cura durante tres semanas. Su sabor es más fuerte que el de otros productos porcinos, como la pancetta (que a veces se emplea en lugar del guanciale cuando éste no está disponible), y su textura es más delicada." Wikipedia. Yo lo he sustituido por bacon y el resultado ha sido muy bueno.