martes, 23 de diciembre de 2014

Coronation chicken, el pollo de la reina





Pollo de la coronación (coronation chicken, en inglés) parece un nombre poco apropiado para un plato de pollo al curry con mayonesa que se come frío y preferiblemente entre pan y pan, al menos para el paladar moderno. Pero en su momento debió de ser el colmo de la sofisticación y del bueno gusto, al igual que ahora lo son la trufa, el caviar y el bogavante con espuma del mar muerto, porque fue creado con motivo de la coronación de Isabel II de Inglaterra hace ya 61 años.


Constance Spry y Rosemary Hume (culpables de la fama del pollo) sabían muy bien que hasta la aristocracia se harta de pasarse el día comiendo langostas, faisanes y pastelitos cuando propusieron servir su versión de pollo al curry para el banquete de la reina. Y no se equivocaron. En el libro que escribió Spry poco después, la chef comenta que servir a trescientos invitados de variados y desconocidos gustos un plato de curry al uso podría ser algo arriesgado pero que su pollo no lo era. Al contrario, duda que ninguno de ellos fuera  capaz de distinguir el tenue sabor a curry de su pollo.
“One would not venture to serve, to a large number of guests of varying and unknown tastes, a curry dish in the generally accepted sense of this term. I doubt whether many of the 300-odd guests at the coronation luncheon detected this ingredient [curry powder] in a chicken dish which was distinguished mainly by a delicate and nutlike flavour in the sauce.” - Constance Spry. The Constance Spry Cookery Book. 1956.
Los que seguramente si que no lo notaron fueron los lectores de periódicos de la época a los que se les concedió el hornor de estar al tanto de lo que comería la reina cuando días antes de la ceremonia se publicó la receta del pollo. Digo que no lo notarían porque aparte de no estar invitados al festejo, en aquella época Inglaterra aún sufría las secuelas de la segunda guerra mundial y las gentes humildes seguían yendo a comprar con el libro de racionamiento en la mano. Cierto es que un año después la situación mejoraría pero resulta dudoso que la mayoría de ellos tuviese acceso o liquidez para comprar suficiene pollo, lacteos, o vino. Hasta es posible que tras catorce años de racionamiento algunos de ellos pensaran que el curry eran en realidad los padres. 

Ha llovido un rato desde entonces a la reina no le queda ya jubileo que celebrar, pues los ha celebrado todos; el de plata, el de oro y el de diamante y el pollo sigue tan vigente o más que entonces. Incluso lo volvieron a servir en el banquete con motivo de su jubileo de oro o de diamante, qué importa.


El pueblo descubrió que el coronation chicken aparte de estar realmente bueno era la manera más fácil, práctica y rápida de hacer un pollo al curry. Válido tanto para una fiesta en el palacio de Windsor, una comida con amigos en tu cutrepiso de estudiante o dentro del sandwich del trabajo. Cualquier momento parece bueno para hacer un coronation chicken al menos la versión moderna del plato que consiste básicamente en pollo hervido con salsa fría y sin pirotecnia alguna. La versión original era algo más compleja, y contaba entre sus ingredientes con una reducción de vino y cebolla, con pasta de tomate, nata, puré de melocotón y un pollo entero hervido cuidadosamente con especias y algo de vino. (Podeis leer la receta original en inglés aquí)

La versión que comparto hoy es el coronation chicken moderno, más ligero, más potente y más sencillo. A mi familia le ha encantado y estoy segura de que si os animáis a probarlo se convertirá en un invitado habitual dentro de vuestros bocadillos también. Espero que os guste.







{RECETA DE CORONATION CHICKEN}

INGREDIENTES
Para el pollo*
  • 2 pechugas de pollo 
Opcionales
  • 1 palo de canela
  • 5 granos de pimienta
  • 1 pizca de azafrán
  • 1 cucharada de café de sal
  • 2 hojas de laurel
  • 1 pizca de jengibre
Para la salsa
  • 3-4 cucharadas de mahonesa
  • 2 cucharadas de yogur griego (o nata o creme fraiche)
  • 1 cucharada de chutney de mango**
  • 1 chorrito de salsa Worcestershire 
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de curry en polvo (o de pasta de curry amarillo)
  • Jengibre confitado, al gusto (o orejones... ) 
  • 20 (aprox) arándanos secos (o pasas, ciruelas...)
  • 40 gr (aprox) de almendra picada
  • Sal y pimienta
Para acompañar
  • Pan 
  • Un diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Lechuga



ELABORACIÓN

1. Llena una cazuela de agua o caldo de pollo y echa las especias y las pechugas en ella. Lleva a ebullición. Cuando comience a hervir baja el fuego y tapa la cazuela. Cocina durane 20-25 minutos dependiendo del grosor y del tamaño, hasta que el interior este hecho.


2. Saca el pollo y cortalo en dados. Deja que se enfrie mientras preparas la salsa.

3. Para la salsa mezcla todos los ingredienes y remueve bien. Prueba la sazón y corrige si fuera necesario. Siéntete libre para improvisar y acomodar la salsa a tu gusto, si crees que un poco más de chutney le vendría bien añadelo, y lo mismo con el resto de ingredientes. (Opcionalemente y para mejorar el sabor su sabor en crudo, tuesta el curry en una sartén a fuego bajo hasta que comience a soltar aroma durante 1 minuto o menos y con cuidado de no quemarlo)




4. Echa el pollo frio sobre la salsa y remueve de nuevo hasta que el pollo este totalmene cubierto con ella.



5. Unta el pan con un poco de aceite o de manequilla y tuestalo en una sartén. Frota un diente de ajo pelado por toda la superficie.


7. Rellena el pan con el pollo y sirve frio o del tiempo acompañado de de lechuga lo deseas.




NOTAS

* Puedes utilizar pollo asado del día anterior o pollo saleado también. En caso de que decidas hacerlo hervido y las especias te resultan un problema recuerda que son opcionales.

** El chutney de mango es fácil de encontrar el la sección internacional de supermercados grandes y en internet. Si lo prefieres también puedes hacerlo en casa facilmente con esta receta que comparten en el cocinista, por ejemplo.

1. Si te gusta el picante, por favor no te cortes, un poco de chile seco no sobraría en absoluto en este pollo.






FUENTES

1. Robin Food, Coronation Chicken
2. Directo al paladar, Coronation chicken
3. The guardian, How to cook perfect coronation chicken
4. The telegraph, The real... Coronation Chicken
5. Bay area bites, Coronation Chicken Salad: Fit for a Queen