lunes, 28 de julio de 2014

Pollo al curry rojo tailandés, forever




A los supermercados prefiero ir sola, especialmente si hablamos de un supermercado extranjero o del pasillo de la comida internacional. Porque en ellos me transformo en un ser absolutamente insoportable que inspecciona cada cosa y cada estante como si en ellos estuviera oculto el mapa de la isla del tesoro. 

No es extraño que mi acompañante acabe exasperado mirando al vació, implorando a dios paciencia y preguntándose a qué viene tanto entusiasmo por un bote de curry rojo, un alga o una galleta. Y es que  a mi fascinación por los ingredientes y comidas desconocidas se le añade una absoluta incapacidad de tomar ninguna decisión a la ligera. De hecho soy capaz de pasarme horas, y lo he hecho, comparando dos quesos, por ejemplo. No es una cualidad de la que suela alardear  y envidio a todos aquellos que van, por decir algo, a una ciudad desconocida y eligen el restaurante, y subrayo, el último restaurante que pisarán en esa ciudad probablemente de por vida, a dedo. Y los hay. Mi pareja es uno de ellos. Lo cual debería daros una idea de nuestras visitas al supermercado y nuestras vacaciones.

Pero mi defecto a veces, no siempre, suele tener grandes recompensas. Como cuando fuimos a Roma y gracias una intensa investigación y doscientos resoplidos de él, acabamos comiendo probablemente la pizza más extraña, y deliciosa, de Roma. O como en este plato que gracias a un encuentro "fortuito" con la pasta de curry rojo en la semana oriental del Lidl ahora soy un poco más feliz por saber lo fácil que puede llegar ser a hacer el mejor pollo al curry que haya hecho yo en mi vida. Y de verás que no miento. En mi vida.  Es un plato facilísimo espectacular incluso para aquellos que no son muy amigos del curry. Es suave y sedoso gracias a la leche de coco, solo un poco picante, con un sabor muy peculiar al que la verdura añade muchísima frescura y el arroz lo convierte en un manjar.

Esta receta que comparto es la receta de la Chef Da, a la que se puede ver cocinando (en inglés) en su canal de youtube recetas originales de cocina tailandesa de las que seguro que probare alguna más. Y espero que vosotros también.



{POLLO AL CURRY ROJO TAILANDÉS}

INGREDIENTES
  • 400 gr de pollo aprox. (En mi caso filetes de muslo) 
  • Una lata de leche de coco sin azúcar
  • 2 cucharadas de pasta de curry rojo tailandés (al gusto)*
  • Aceite de girasol (u otro aceite suave)
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de salsa de pescado
  • Sal al gusto
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • 1/2 calabacín
  • Brotes de puerro
  • Unas hojas de albahaca
  • Guindilla fresca
  • Arroz basmati 

PREPARACIÓN

1. Corta las verduras en juliana y el pollo en pequeños trozos


2. Calienta aceite 2 cuchadas de aceite en el wok, o en su defecto, en una sartén antiadherente. Cuando este caliente echa la pasta de curry rojo y saltea dos tres minutos


3. Añade el pollo  remueve y cuando este a medio hacer añade la leche de coco. Cocina 3-4 minutos.



4. Echa las verduras, cortadas en tiras finas. Remueve y añade la el azúcar y salsa de pescado. Prueba y echa sal al gusto si fuera necesario


5. Sirve acompañado de arroz blanco hervido.



NOTAS

*La pasta de curry rojo tailandés se puede encontrar en tiendas de alimentación extranjera, en algunos supermercados en la sección internacional, en internet o también se puede elaborar en casa. Elaborarla en casa es fácil aunque puede ser algo complicado conseguir todos los ingredientes. Esta es la receta de la Chef Da: 

  • 4-5 chiles secos
  • 1 cucharada y media de chalota picada
  • 1/2 cucharada de ajo picado
  • 1/2 cucharada de galanga
  • 1/2 cucharada de lemongrass picado
  • 1/4 cucharada hojas de lima kaffir picadas
  • 1/2 cucharada de raíz de cilantro
  • 2-3 granos de pimienta negra
  • 1/2 cucharada de semillas de cilantro
  • 1/2 cucharada de comino en polvo
  • 1/2 cucharada de sal
  • 1/2 cucharada de pasta de gambas

1. Echa a una sartén caliente, los chiles, las chalotas, el ajo, la galanga, la lima kaffir, el lemongrass y las semillas de cilantro. Deja que se tuesten y comiencen a soltar aroma durante 1-3 minutos (dependiendo de la intensidad del fuego). Remueve durante el proceso para que no se quemen.
2. Una vez tostados machaca todos los ingredientes de la sartén, la sal y el comino en un mortero o procesador. Cuando se haya formado una pasta añade la pasta de gamas y mezcla de nuevo hasta que quede bien incorporada. 
1. Las verduras se pueden sustituir a gusto de cada uno.

2. El pollo se puede sustituir por gambas u otro tipo de carne.

FUENTE: