lunes, 21 de abril de 2014

Crêpes Fines Sucrées, un desayuno con Julia Child






Todavía recuedo con gran aflicción y pena el día en que pedí creps en la terraza de aquel fatídico restaurante. Era verano, yo tendría unos 7 años y estaba acostumbrada a los maravillosos creps de desayuno dulces de mi madre. Pensaba, pobre ingenua, que los creps solo podían serlo dulces. Mi sorpresa fue mayúscula cuando me trajeron unos creps salados, cubiertos de una salsa de queso que me decepciono tanto como si me los hubieran servido flotando en agua de mar. Probablemente, ahora que ya me hago mayor me los comería de muy buena gana pero entonces no pude dar ni un segundo bocado. He probado creps salados muy buenos desde entonces pero mis favoritos siempre serán los dulces. Especialmente y quizá por nostalgia, los creps con mermelada. 

Hacer creps en casa es muy fácil. Pero hacerlos muy bien, tiene sus secretos. Y nadie mejor para desvelarlos que Julia Child. Hay libros de cocina y cocineros, con cuyas recetas uno sabe que no puede fallar. Y uno de estos libros es el maravilloso "El arte de la cocina francesa" del que ya hable en la entrada dedicada al Boeuf Bourguignon de Julia Child. Cuando leí la receta de los creps del libro supe que serían algo extraordinario y no me equivocaba. Ligeras, suaves, esponjosas y finísimas láminas de placer dulces que hacen que levantarse de la cama sea de pronto la mejor idea del día.

Para desayunar creps lo mejor, en mi opinión es preparar la masa el día anterior y guardarla en la nevera donde se conservará en buenas condiciones hasta 3 días. Así a la mañana solo tendremos que cocinarlos, lo cual nos llevará tan solo unos minutos y no tendremos que esperar 2 largas horas a que la masa se asiente.

La receta que comparto a continuación es la misma que aparece en el libro El arte de la cocina francesa de Julia Child. En este video podéis ver a Julia preparar distintas variedades de creps dulces entre ellos los famosos creps suzzete.






 {RECETA DE CREPES FINES SUCRÉES DE JULIA CHILD}

INGREDIENTES
Para la masa:
  • 3/4 cup (taza)de leche
  • 3/4 cup (taza) de agua fría
  • 3 yemas de huevo
  • 1 tbsp (cucharada) de azúcar
  • 3 tbsp (cucharada) de licor de naraja, ron o brandy (opcional)
  • 1 cup (taza) de harina
  • 5 tbsp (cucharada) de mantequilla, derretida
  • Mantequilla clarificada, para cocinar
Para el relleno
  • Azúcar glas
  • Mermela
  • Fruta, quesó crema, requesón, chocolate... 

PREPARACIÓN

1. Para hacer la masa de crepes. Metemos todos los ingredientes en la batidora y batimos a velocidad alta hasta que quede una masa homogénea y bastante líquida.

2. Es probable que la harina se pegue en los costados del recipiente y debamos despegarla con ayuda de una espatula. Cuando este lista la guardamos tapada en la nevera y dejamos reposar al menos 2 horas (se conservarán bien hasta 3 días en la nevera).


3. Para hacer los creps. Calentamos una sartén antihaderente o de hierro de tamaño mediano o grande, a fuego medio alto. Antes de verter sobre ella la masa comprobamos si esta lo suficientemente caliente echando una gota de agua sobre ella. Si el agua se evapora rápidamente, pincelamos la sartén con un poco de mantequilla clarificada y dejamos que se caliente hasta que empiece a humear un poco.

4. Apartamos la sartén del fuego y echamos un 1/4 de cazo en el centro. Rápidamente, movemos la sartén de tal manera que la masa se esparza para todos lados y cubra todo el diámetro de la sartén en una capa muy fina. El primero será de prueba y nos ayudará a estimar la cantidad exacta de que debemos echar. Si vemos que hay exceso de ella, la apartamos y la echamos junto al resto. Devolvemos la sartén al fuego y cocinamos 45-80 segundos, o hasta que los bordes del crep estén dorados y al mover la sartén el crep se mueva libremente. Le damos la vuelta con la punta utilizando la punta de los dedos o una espatula. (Los dedos son la herramienta con más precisión). Cocinamos el otro lado 15-30 segundos más justo hasta adquiera ligeras manchas marrones. Sacamos el crep a un plato.

5. Podemos rellenar los creps una vez estén listos o en la misma sartén. Para hacerlo en la sartén huntamos el relleno escogido sobre la parte más fea del crep y lo doblamos por la mitad y de nuevo por la mitad para hacer triángulos o los enrollamos para hacer cilindros.




6. Servimos calientes o fríos espolvoreados con azúcar glas.



NOTAS

1. Si no tienes una batidora eléctrica, procede de la siguiente manera: trabaja gradualmente las yemas en la harina con una cuchara de madera, añade los ingredientes líquidos poco a poco y mezclando bien.Cuando la masa esté lista pásala por un colador fino.

2. Los creps de postre dulces suelen ser más ligeros y menos  densos que los salados. Estos en concreto deben su ligereza a que la leche esta diluida en agua. Para hacer que los creps sean más densos puedes utilizar solo leche o nata ligera en lugar de agua y leche.