jueves, 17 de abril de 2014

Huevos norteafricanos de Gordon Ramsay





Según nos cuenta Gordon Ramsay en su libro "Gordon Ramsay's Ultimate Cookery Course" (en español: cocina conmigo), los huevos guisados en tomate, pimiento, chile y cebolla son un plato de desayuno típico de Oriente Medio. Aunque las especias suelen variar desde semillas de hinojo o alcaravea hasta jengibre el comino suele ser una constante. Para hacerlo más sustancioso, nos dice, se le podrían añadir salchichas, a las que quitaríamos la piel para cocinarlas en la salsa durante 20 minutos. 

La descripción de Ramsay es así de concisa pero investigando en la red no me costó mucho encontrar un poco más de información sobre este delicioso plato que parece ser que se conoce con el nombre de Shakshouka.  Según dicen los historiadores tiene su origen en el Imperio Otomano y se extendió después a Oriente Medio y España, donde, al parecer, se sirve con chorizo.

La adición tanto del chorizo como de las salchichas me parece una gran idea, aunque servir este plato para el desayuno, no lo veo  tan claro. Es quizá demasiado picante y contundente, por no decir salado para mi idea de desayuno ideal y yo, personalmente, preferiría retrasar su ingesta hasta  media mañana, por lo menos. 



La receta e ingredientes que comparto a continuación son los mismos que aparecen en libro. Lo único que me gustaría señalar es que si, como yo, resulta que eres un cilantrófobo al que el cilantro le sabe a jabón, puedes sustituirlo, como supongo que sabrás, por perejil, o alguna otra hierba, sin ningún problema.

Por lo demás, me parece un plato espectacular. Simple, económico y delicioso. Perfecto para cualquier época del año. 




{RECETA DE HUEVOS NORTEAFRICANOS DE GORDON RAMSAY} 

INGREDIENTES (Para 3-4 personas)
  • 1 cebolla, picada
  • 1 pimiento rojo, picado
  • 1 pimiento verde, picado
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 chile rojo
  • 1 cucharadita de semillas de comino
  • 5 tomates maduros, troceados
  • 4 huevos
  • Sal marina
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Cilantro fresco
  • Cebollino picado
  • Pan (Para acompañar)

PREPARACIÓN

1. Ponemos una sartén a fuego medio con un chorrito de aceite. Sofreimos en ella la cebolla durante 5 minutos o hasta que este blanda.

2. Añadimos los pimientos y seguimos sofriendo 5 minutos más, después añadimos el ajo picado y el chile y freímos durante 1-2 minutos hasta que esten tiernos y blandos.

3. Agregamos el comino, freímos 1 minutos, y echamos los tomates, salpimentamos al gusto y cocemos todo durante 15-20 minutos, hasta que los tomates estén aplastados y la salsa haya adquirido una consistencia espesa.


4. Es el momento de añadir los huevos, pero antes probaremos un poco de salsa rectificar los sabores si fuera necesario. Con ayuda de una cuchara, hacemos un agujero, por cada huevo que vayamos a usar, en la salsa y colocamos dentro de cada uno de ellos un huevo. Tapamos la sartén y cocinamos a fuego bajo 5-6 minutos, o hasta que la clara esté cuajada y la yema aún líquida.

5. Servimos en la misma sartén acompañado de pan y aromatizado con cebollino picado y hojas de cilantro frescas (en mi caso perejil y albahaca).



NOTAS

1. La próxima vez que los haga, cortaré los pimientos más finos y sofreiré durante más tiempo la salsa para que quede algo más espesa. Puede que tú, quieras hacer lo mismo.

2. En el siguiente vídeo puedes ver a Gordon Ramsay preparando este plato.