lunes, 21 de abril de 2014

Cupcakes de calabacín especiados. To Die For.





Aunque pueda sonar extraño a oídos no familiarizados con los postres de verdura, el calabacín, los americanos lo saben muy bien, resulta un ingrediente excelente para añadir textura, color y jugosidad a postres como este. Por no mencionar los beneficios psicológicos que se derivan del hecho de aligerar con verdura los bocados que más quebraderos de cabeza le dan a nuestros depositos de grasa.

Aunque se llamen de calabacín para nada saben a esta, por lo demás, exquisita, verdura. Saben a bizcocho y especias, a canela, a esponja, a azúcar... La textura es mullida y jugosa similar a la del bizcocho de zanahoria. Y acompañados del frosting de queso, realmente no debería haber alma humana capaz de resistirse a ellos. En mi casa, por lo menos, no la ha habido.

Para hacer esta receta he modificado la receta de "Lemon Zucchini Cupcakes" de DeNikatessen.


{RECETA DE CUPCAKES DE CALABACÍN}

INGREDIENTES (Para 12 cupcakes)
Para la base:
  • 120 gr. de calabacín, (Peso correspondiente a calabacín rallado y escurrido)
  • 140 gr de harina común
  • ½ cucharadita (tsp) de bicarbonato sódico
  • ¼ cucharadita (tsp) de levadura química
  • ½ cucharadita (tsp) de sal
  • 2 huevos 
  • 175 gr. de azúcar blanco
  • ½ cucharadita (tsp) de extracto de vainilla
  • 50 gr de nueces picadas
  • 1 cucharadita (tsp) de canela
  • 1/4 cucharadita (tsp) de nuez moscada
  • ½ cup (125 ml.) de aceite de girasol
Para el frosting:
  • 225 gr de queso crema (frío)
  • 75 gr mantequilla (10 minutos fuera de la nevera)
  • 100 gr de azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla 

PREPARACIÓN

1. Limpiamos y rallamos el calabacín, con piel o sin ella. Después lo escurrimos bien con un trapo de cocina o un colador hasta que no suelte más agua. (Soltará mucha agua, hay que tener paciencia). Cuando esté seco, lo dejamos reposar sobre papel de cocina mientras preparamos el resto de ingredientes.


2. Precalentamos el horno a 175ºC y colocamos las cápsulas para 12 cupcakes en una bandeja para cupcakes o en flaneras... Reservamos.

3. Tamizamos lo ingredientes secos: la harina, el bicarbonato, la levadura, la sal, la canela y la nuez moscada. Reservamos.

4. En otro bol, batimos el azúcar y los huevos a velocidad media-alta hasta que quede bien mezclado.  Añadimos poco a poco el aceite y seguimos mezclando hasta obtener una mezcla blanquecina y cremosa (1-2 minutos)



5. Incorporamos poco a poco la mezcla de harina que habíamos reservado. Mezclamos con la velocidad más baja de la batidora, hasta que la harina se haya incorporado completamente. 



6. Echamos el calabacín y lo mezclamos con una espátula y con movimientos envolventes hasta que quede bien repartido. Hacemos lo mismo con las nueces.



7. Rellenamos los moldes, sin llegar al borde, y horneamos a 175ºC durante 20-25 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro de uno de los cupcakes, éste salga limpio. Los sacamos y los dejamos reposar 5 minutos antes de desmoldarlos y reposarlos sobre una rejilla para que se enfríen completamente.


8. Para el frosting de queso. Batimos la mantequilla con las varillas e incorporamos poco a poco el azúcar glas. 



9. Cuando la mezcla esté homogénea añadimos el queso crema y la vainilla y batimos lo justo hasta incorporalo todo. (Hay que tener cuidado y no batir en exceso pues podría tornarse demasiado líquido)


10. Lo metemos en la nevera un rato para que se asiente bien y se endurezca un poco. Decoramos los cupcakes con ayuda de una manga pastelera

Fuentes

Receta adapatada de DeNikatessen


NOTAS


1. Es muy importante escurrir bien el calabacín. Porque de no hacerlo, añadiría demasiada humedad y los cupcakes quedarían demasiado densos. Pelar o no el calabacín es opcional. Si o pelamos el calabacin no se verá pero el resultado será el mismo, por lo que la decisión se toma en términos estéticos. Si empleamos calabacines grandes con muchas pepitas es conveniente quitarlas antes de rallar el calabacín.

2. Es habitual aromatizar estos cupcakes con limón y con jengibre. Si quereis hacerlos de limón añadid una cucharadita de ralladura de limón junto al azúcar. Y si los quereis de jengibre substituid la canela y la nuez moscada por una cucharadita de jengibre en polvo. Para aromatizar el frosting con limón añadid  de ½ a 1 cucharadita de ralladura muy fina de limón.

3. Las nueces se pueden eliminar o substituir por pasas o similares.

4. En cuanto a la elaboración del frosting es muy importante respetar las temperaturas indicadas. Los cupcakes con frosting de queso, se conservan en la nevera. En caso de no añadir frosting, se conservarán mejor fuera de ella.