lunes, 28 de abril de 2014

Cupcakes de calabacín y chocolate





Después de probar los cupcakes de calabacín especiados supe que la versión con chocolate sería algo extraordinario. Y no me equivocaba. El calabacín les aporta una textura jugosa y tierna mientras que el chocolate añade profundidad al sabor y los viste con su irresistible color marrón oscuro casi negro. A medio camino entre un muffin de chocolate y un brownie, estos cupcakes son más ligeros y esponjosos y se funden en la boca cual terrón de azúcar. 

Será una de las mejores maneras de añadir calabacín a tu dieta, al menos de las más dulces, y un éxito asegurado entre tus comensales que se preguntarán extrañados si les tomas el pelo o es cierto que un dulce tan bueno pueda llevar en su interior verdura.

Para hacer la base de los cupcakes he utilizado ésta receta de denikatessen, un blog de cocina repleto de recetas buenísimas que me encanta, y para el buttercream de chocolate blanco ésta otra receta del blog de Alma Obregón.




{RECETA DE CUPCAKES DE CALABACÍN Y CHOCOLATE}

INGREDIENTES (Para 12 cupcakes)
Para la base:
  • 180 gr de calabacín, rallado y escurrido
  • 150 gr de harina de repostería
  • 6 cucharadas (tbsp) (30 gr) de cacao en polvo alcalizado
  • 1 cucharadita (tsp) de café soluble
  • ½ cucharadita (tsp) de bicarbonato sódico
  • ¼ cucharadita (tsp) de levadura química
  • ½ cucharadita (tsp) de sal
  • 1 huevo 
  • 200 gr (1 cup) de azúcar moreno claro
  • 1 cucharadita (tsp) de extracto natural de vainilla
  • 120 ml  (½ cup) de aceite de girasol
  • Pepitas de chocolate (Opcional)
Para el buttercream de chocolate blanco:
  • 250 g de mantequilla sin sal 
  • 250 g de icing sugar
  • 100 g de chocolate blanco
  • 1 1/2 cucharadita (tsp) de extracto de vainilla
  • 1 cucharada (tbsp) de leche semidesnatada

PREPARACIÓN

1.  Limpiamos y rallamos el calabacín, con piel o sin ella. Después lo escurrimos bien con un trapo de cocina o un colador hasta que no suelte más agua. (Soltará mucha agua, hay que tener paciencia). Cuando esté seco, lo dejamos reposar sobre papel de cocina mientras preparamos el resto de ingredientes.


2. Precalentamos el horno a 175ºC y colocamos las cápsulas para 12 cupcakes en una bandeja para cupcakes o en flaneras... Reservamos.

3.  Tamizamos los ingredientes secos: la harina, el cacao en polvo, el café soluble, el bicarbonato, la levadura y la sal. Reservamos.

4. Batimos el azúcar, los huevos y el extracto de vainilla a velocidad media-alta hasta que quede bien mezclado.  Añadimos poco a poco el aceite y seguimos mezclando hasta obtener una mezcla blanquecina y cremosa (1-2 minutos)

5. Añadimos la mezcla de harina y batimos a velocidad baja hasta que la harina este completamente integrada. (Quedará una mezcla bastante espesa que se aligerará al añadir el calabacín)




6. Incorporamos el calabacin rallado y mezclamos con movimientos envolventes hasta que quede bien repartido. Después añadimos las pepitas de chocolate y procedemos de la misma manera.


7. Rellenamos las cápsulas sin llegar al borde y horneamos durante 20 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro del cupcake, éste salga limpio. 


8. Cuando estén listos los sacamos los dejamos reposar 5 minutos antes de desmoldarlos y reposamos sobre una rejilla para que se enfrien antes de decorarlos.



8. Preparamos el frosting. Sacamos la mantequilla de la nevera 10-15 minutos antes de empezar a hacer el buttercream. 

9. Derretimos el chocolate en el microondas o al baño maría con cuidado de no calentarlo demasiado. Una vez que este derretido, no hace falta que esté liquido, lo apartamos y esperamos a que se temple. 

10. Ponemos en un bol el icing sugar, la mantequilla, la vainilla y la leche y batimos primero a velocidad baja un minuto. (Es conveniente tapar el bol, para no manchar la cocina de azucar). Después batimos otros 2 minutos a velocidad media-alta. Por último añadimos el chocolate, ya casi frio, y batimos bien otros 2-4 minutos, hasta adquirir una mezcla con la consistencia deseada.

11. Decoramos los cupcakes con ayuda de una manga pastelera. Y servimos.


NOTAS

1. Es muy importante escurrir bien el calabacín. Porque de no hacerlo, añadiría demasiada humedad y los cupcakes quedarían demasiado densos. Pelar o no el calabacín es opcional. Si o pelamos el calabacín no se verá pero el resultado será el mismo, por lo que la decisión se toma en términos estéticos. Si empleamos calabacines grandes con muchas pepitas es conveniente quitarlas antes de rallar el calabacín.

2. Las pepitas de chocolate son opcionales pero añaden una textura y sabor extra a los cupcakes que para mi marca la diferencia. Podéis utilizar, chocolate troceado si no tenéis pepitas o añadir, si lo preferís, nueces u otro fruto seco en su lugar y con el mismo procedimiento.

3. Se conservan a temperatura ambiente en un recipiente cerrado o en la nevera. Y se mantendrán en buen estado de 2 a 3 días.