lunes, 5 de mayo de 2014

Cookies de doble chocolate de Nigella Lawson





Estas son las galletas de chocolate más de chocolate que haya probado nunca. Y también, y por la misma razón, son de las mejores. Guardo la receta como un tesoro porque creo que es inmejorable, lo cual es notable ya que soy bastante perfeccionista y quisquillosa y me cuesta conformarme con una sola receta.

Supe que me encantarían desde la primera vez que vi a Nigella Lawson hacerlas en su programa de cocina. Y no tarde ni un día en reunir todos los ingredientes necesarios para hacerlas. Creo que fue una de las mejores ideas que he tenido en mucho tiempo y creo que la gente con las que las he compartido opina igual.

Yo adoro el chocolate y no concibo un mundo sin el. Siempre llevo algo de chocolate encima y no pasa un día sin que coma al menos un pequeño trozo. Es algo terapéutico y una dulce costumbre que espero no tener que dejar jamás.

También Nigella describe estas galletas como "galletas quitapenas" o "confort de clase alta". Y sin duda lo son. Lo son porque son galletas con bordes crujientes e interior blando parecido a un brownie, con una cantidad considerable de pepitas de chocolate y un elegante color marrón oscuro casi negro que parece irresitible para cualquiera que tenga una mínima debilidad por el chocolate. Ni excesivamente dulces ni excesivamente planas,  justo en el limite de la máxima chocolatosidad, he comproboda que gustan hasta a los enemigos del chocolate negro. Me faltan las palabras para definirlas como se merecen por lo que será mejor compartir la receta y dejar que cada uno encuentre sus propias palabras.

Esta receta, como ya he dicho la he sacado de la web de Nigella Lawson quien la extrajo del libro de cocina de Elinor Klivans' glorious Big Fat Cookies.

Espero que os gusten.



{RECETA DE COOKIES DE DOBLE CHOCOLATE}

INGREDIENTES (Para 12  galletas)
  • 125 gr de chocolate negro (mínimo 70% de cacao)
  • 150 gr de harina
  • 30 gr de cacao en polvo puro (tamizado)
  • 1 tsp de bicarbonato
  • ½ tsp de sal
  • 125 gr de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 75 gr de azúcar moreno rubio
  • 50 gr de azúcar 
  • 1 tsp de extracto de vainilla
  • 1 huevo grande (frío de la nevera)
  • 350 gr de pepitas de chocolate 

PREPARACIÓN

1. Precalentamos el horno a 170ºC. Derretimos los 125 gr de chocolate negro en el microondas o al baño maría.


2. En un bol mezclamos bien, la harina, el cacao, el bicarbonato y la sal.

3. En otro bol, batimos la mantequilla y el azúcar hasta formar una crema.


4. Añadimos el chocolate y seguimos mezclando.


5. Echamos la vainilla y el huevo, que debe están bien frió. Seguimos batiendo.


6. Cuando esté todo bien integrado añadimos la mezcla de ingredientes secos y mezclamos justo hasta que este todo bien incorporado. (Si lo hacemos con batidora, usaremos la velocidad más baja).


7. Por último añadimos las pepitas de  chocolate y mezclamos hasta que queden bien repartidas.


8. Con ayuda de una cuchara hacemos bolas de masa de tamaño similar. Las depositamos sobre la bandeja de horno cubierta con papel para hornear o engrasada. Las bolas deben quedar a una distancia de más o menos 6 cm una de la otra porque al hornearse se aplanarán y expandirán hacia los lados. Es importante no aplanarlas.




9. Horneamos las galletas unos 18 minutos. Para comprobar que están hechas las pincharemos con un palillo y si sale semi limpio y libre de masa húmeda estarán hechas. Hay que vigilarlas ya que su color negro enmascara fácilmente el color del tostado y pueden quemarsenos con facilidad.
Las sacamos y las dejamos enfriar 3-5 minutos en la misma bandeja. Después, una vez que están lo suficientemente duras como para moverlas sin que se rompan las colocamos sobre una rejilla y dejamos que se enfríen sobre ella completamente.




NOTAS

1. Las pepitas de chocolate pueden ser de cualquier tipo y también pueden sustituirse por chocolate troceado en casa. Se pueden añadir del chocolate que cada uno prefiera, negro, con leche o blanco. También se puede disminuir el contenido en azucares, utilizando chocolate sin azúcar. En cuanto a la cantidad podria disminuirse bastante, aunque las galletas perderán parte de su encanto.

2. Si quieres congelarlas lo mejor es hacer bolas de masa y meterlas sobre una bandeja en el congelador. Una vez estén duras traspasadlas a una bolsa de congelado y se conservarán perfectamente. También puedes preparar la masa de antemano y conservarla en el frigorífico.


3. El cacao en polvo no es sustituible por preparados de chocolate en polvo azucarados para beber, del estilo de Cola Cao o Nesquick. En España lo comercializan Valor y Pedro Mayo, entre otros, y se puede encontrar en prácticamente todos los supermercados. Yo utilizo el de la marca valor.  Para saber más: El rincón de Bea

4. A mi me gusta añadirles una cucharada de café junto a los ingredientes secos ya que el café ayuda a realzar el sabor del chocolate.

5. Si quieres añadir frutos secos hazlo junto con las pepitas de chocolate.

6. En el siguiente video se puede ver a Nigella Lawson preparando las galletas.