miércoles, 21 de mayo de 2014

Las tortitas saladas de zanahoria que volverás a hacer seguro




“Si en el mundo sólo hubiera patatas y zanahorias, no faltaría alguien que dijese: ¡lástima que las plantas crezcan al revés!”

Georg Christoph Lichtenberg


Con las tortitas de verdura pasa como con las famosas patatas; que cuando haces "pop", ya no hay stop. Las primeras que hice yo fueron éstas de calabacín y desde entonces no he parado de experimentar y deleitarme con ellas. 

Éstas de zanahoria me gusta hacerlas pequeñitas y crujientes como acompañamiento o snack. Son ligeramente dulces como su ingrediente principal y admiten cantidad de variaciones en el resto de ingredientes. Además debido a que son vergonzosamente fáciles de hacer, la receta que comparto es meramente orientativa. El objetivo es compartir las nociones principales para una buena base ligera pero compacta, para que cada uno la modifique después a su antojo. 




{RECETA DE TORTITAS DE ZANAHORIA}

INGREDIENTES (A ojimetro)
  • 700 gr de zanahorias (peladas y ralladas)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/3 a 1/2 taza de harina (en mi caso harina de espelta integral)
  • 2 huevos (ligeramente batidos)
  • 4 chalotas picadas (o cebollas de primavera, o cebolletas)
  • 1 cucharadita de levadura (opcional)
  • 1 ajo machacado (opcional)
  • Especias al gusto (en mi caso: 1 cucharadita de pimenton dulce, una pizca de chili seco granulado, perejil fresco picado y pimienta negra molida) 
  • Aceite (para freír).
  • Salsa: de yogur o crema agria, mayonesa, salsa andaluza... (opcional)

PREPARACIÓN

1. Mezcla todos los ingredientes (excepto la harina) en un bol grande. Las zanahorias sudarán un poco al añadir la sal por lo que conviene añadir la harina después.


2. Añade un 1/4 de taza de harina, la levadura y mezcla bien. La masa debería ser húmeda pero compacta, si no lo es, añade el resto de la harina hasta conseguir la textura deseada.



2. Cubre el fondo de una sartén de aceite y ponla a fuego medio alto. Cuando el aceite esté bien caliente, haz bolita del tamaño que desees con la mezcla de zanahoria y aplástalas un poco para darles forma de tortita. Después fríelas hasta que estén doradas y crujientes (aproximadamente 3-4 minutos por cada lado). Sacalas y déjalas reposar sobre papel absorbente para que suelten el exceso de aceite.


4. Sirve las tortitas inmediatamente con la salsa que prefieras o guardalas para más tarde. Cuando las necesites solo deberás hornearlas a 200ºC durante 5 minutos.

Vía: Munchies.com